10.12.14

INCONSCIENTEMENTE CIEGO

No sabes cuánto duele que nunca me elijas a mí. Y no es, ciertamente como decís, porque no podes, Es, definitivamente, porque no queres. No hay más excusas, no hay forma de explicarlo más. Estas cegado, no a mí, a todo. Y eso es triste, no para mí, para vos.   
Me cuesta muchísimo creer que no seas consciente de la forma en la que haces pero sé que, increíblemente, no lo sos y también sé que en algún lugar de tu alma esta esa verdad que no logras ver. Esa forma sucia hace que nada ocurra, que nada de lo que deseas, queres, perseguís, buscas, ocurra al fin. Me impresiona inmensamente que te pienses, sientas y veas de la manera diametralmente opuesta a la que sos en este plano, a lo que entregas, a lo que generas. Y lo más triste es que sí es cierto que no podes…pero no hacer, sino ver-lo.  
Tenes una idea muy equivocada del amor, porque aprendiste a amar mal. Y siempre te relacionaste desde ese lugar. No hablo de amor de pareja, hablo de la conexión con todo el puto Universo, de cualquier vínculo de cualquier tipo, de cualquier tenor. Tenes enraizada en el alma esa manera de ser y estar, y en tanto y en cuanto,  no logres identificarla claramente, muy a mi pesar y mucho más  al tuyo, no saldrás jamás al mundo. A ese que es real y en el cual, claro, hay cosas que duelen, lastiman, golpean pero  también hay cosas bellas, puras, sanas y limpias.
El mayor impedimento es que confíes ciegamente en que sí lo ves y actúes desde esa falsa creencia. Y es un esforzado trabajo interno que crees que hiciste y funciono, pero no. Con un tremendo dolor en el alma  debo decirte que no funciono un carajo.  No funciono.
Es angustiante muy lastimosamente para mí, tener que decirte todo esto pero lo hago solo porque yo sí amo bien, con el corazón, con la cabeza, con el alma…desde las más profundas entrañas.
Se perfectamente que si dejo acallado todo esto me sentiré mal con ese silencio por el resto de mi vida y muy probablemente el resto de mis otras vidas también y que si lo digo en voz alta me gano tu odio eterno y solo porque vas a considerarlo un acto envenenado de mi parte cuando en rigor de verdad es el acto de amor más grande de toda la galaxia. Y ahí está otra vez, el problema de tu vida: leer odio donde hay amor y al revés.
No tenes idea cuanto duelen los cachetazos cuando amas bien y sé que no los das con maldad (ni de forma consciente), pero es mucha la impotencia cuando ves un corazón tan inmenso encerrado de esta forma tan cruel. Te lastima más a vos que a cualquier otro ser humano en la Tierra. Te lastima tanto que te hunde más y más. Y como si viera brotar tus pensamientos leyéndome, estoy segura que dirías: que apocalíptica estas hoy!  
Vas a seguir rodeándote de gente que se “acomoda” a tus teorías porque eso te da seguridad y la necesitas para continuar creyendo en lo que crees, que es exactamente lo que NO ES, pero en tu mundo es lo que ES. Miles de amigos y amigas que van a decirte:  siiii, claro el mundo es una mierda, es tan injusto con vos, es increíble que esto te esté pasando. Y yo seguiré siendo la única que dice: sos vos el que se hace esto, sos vos el que se destruye cada día un poquito más.
Yo puedo vivir sin que me elijas, puedo vivir incluso sin que me ames bien,  lo que no puedo es vivir sabiendo que vas a estar así de ciego para siempre, saber que nunca vas a despertarte, que ni en mil años vas a lograr traer a la conciencia esa verdad que esta encarcelada en el fondo de tu alma, de tu corazón.  
  

No hay comentarios:

Publicar un comentario