4.7.11

ÉL

Mientras me disponía a continuar mi historia con aquel de las frases marcadas, ocurrió lo inesperado. Nuevamente, una causalidad se posó frente a mí. Vi su nombre iluminado en mi computadora y no era irreal…estaba ahí.
Habían pasado años, algunos o tal vez muchos, no podría cuantificarlos con exactitud, pero de repente tras la relectura sucedió lo que sabía que pasaría: se me impuso la respuesta, sin buscarla.
Tiré un tímido "Hola" y creyendo que no encontraría devolución, se me apareció una charla completa adosada a una promesa. Vagamente dejó salir algo de eso que jamás había dejado escapar antes y lo puso en una frase que sin saberlo él, me decía mucho más que lo meramente literal.
En una sola frase, pequeña y acotada, lo volví a ver como la primera madrugada y eso me permitía creer que existía algo de luz en lo que había sabido ser tan oscuro durante tanto tiempo.
Del otro lado, volvía a estar él, el primero, él, despojado del enojo, de la furia de la última vez.